Inicio Artículos Espacios de Aprendizaje En la toma de decisiones se distingue al buen lider
En la toma de decisiones se distingue al buen lider
En la toma de decisiones se distingue al buen lider

Los colaboradores esperan de sus líderes que sean capaces de analizar adecuadamente cada una de las situaciones profesionales que el día a día proporciona, además de la valentía para aplicar la correcta y rápida toma de decisiones, sin vacilaciones y asegurándose que estas decisiones se ejecutaran adecuadamente. Un líder que no toma decisiones o que las pospone invalida su actuación y provoca desconcierto y desconfianza entre sus colaboradores.

En muchas ocasiones decisiones no tomadas, mal tomadas o tomadas desde planteamientos superficiales son el origen de conflictos que impiden el buen funcionamiento de los equipos y por tanto retrasan o dificultan la consecución de los resultados de una organización.

La superficialidad entendida como la falta de disciplina en la toma de decisiones vulnera los principios de la ética y la justicia; conduce a errores y al conflicto. La profundidad en el abordaje de una decisión fomenta y desarrolla la responsabilidad individual y del equipo. Estar siempre en una actitud activa y analítica para buscar los fundamentos y la lógica en el análisis de cada situación, tanto técnica como humana aumenta nuestra capacidad para emitir juicios oportunos y acertados. Las actitudes pasivas o excesivamente prudentes de los directivos generan desmotivación, desorientación e ineficacia.

La toma de decisiones rápida bajo presión y disciplinada requiere de una orientación hacia el riesgo, de una memoria bien entrenada, de capacidad para anticipar el futuro y de control de los impulsos. Las aptitudes, intereses, habilidades y valores de cada persona influyen en el tipo de decisiones que toma y el modo en que las toma. Quizás no haya nada más personal en el mundo de las habilidades profesionales que el proceso de toma decisiones, pues en él se pone en juego nuestra persona, nuestra historia, nuestros deseos de futuro y nuestros miedos del pasado. Elementos que irremediablemente deben combinarse con el conocimiento y asunción de los principios estratégicos de la compañía.

En la toma de decisiones entran en conjunción los criterios de la organización y los personales, los profesionales no pueden desligarse de todo su bagaje personal para adaptarse a los principios de la casa para la que trabajan, paro ello elegir y formar a las personas sobre las que dejamos las decisiones de la "marca" es un asunto de crucial interés.

decisiones

El proceso de toma de decisiones tiene dos componentes:
los racionales y los emocionales
:

  • Los componentes racionales tienen que ver con la capacidad para organizar y analizar la información.
  • Los emocionales son aquellos que dirigen nuestra atención filtrando e interpretando lo que vemos.

Ambos componentes poseen un valor equivalente, resulta imposible entenderlos por separado. Una decisión racional y disciplinada, incluso en situaciones de alto estrés es el resultado de la combinación equilibrada entre corazón y razón. La razón pone las directrices al corazón y el corazón activa la razón.

Las emociones son una importante fuente de información, tanto es así, que sin el componente emocional no seríamos capaces de tomar decisión alguna, ni tan siquiera aquellas consideradas como de simplicidad extrema. Porque la persona que no sabe cómo se siente con respecto a las diversas alternativas que se le presentan, no puede decidir. Toda decisión se organiza en torno a hechos, alternativas y opciones. Los hechos son interpretaciones, las alternativas, sueños y las opciones, motivaciones. Tener bien definido el objetivo significa conocer nuestras metas pero no tanto el camino para llegar a ellas. Como en una partida de cartas vamos ajustando las acciones en función de lo que el azar nos trae, siempre siguiendo las reglas definidas en el juego y buscando el único final posible: ganar.

En los cinco pasos del proceso de toma de decisiones se entrelazan las emociones y las razones de manera inseparable. Definir la situación requiere no sólo del análisis pormenorizado de la misma, sino la interpretación del dónde estamos y del dónde queremos llegar. Las emociones nos permitirán abrir la mente para buscar de forma rápida y precisa alternativas nuevas, para valorar sus consecuencias y en la medida en la que nos sentimos capaces de llevarlas a cabo. Una vez tomada la decisión y elegida la mejor alternativa, deberemos responsabilizarnos de la decisión y ponerla en práctica. Además de preocuparnos por evaluar los resultados.

tres r

Asumir las tres "R" de la toma de decisiones: Responsabilidad, Renuncia y Riesgo requiere control emocional, autonomía e iniciativa. Toda decisión supone renunciar a alguna de las alternativas posibles y en ocasiones incluso de manera irreversible, además de asumir el riesgo de exponerse dando un paso al frente y significándose, manifestando el plan maestro que guía nuestra práctica profesional, aceptando la responsabilidad de las consecuencias derivadas de la propia decisión. En las organizaciones hay permiso para equivocarse, pero no para no tomar decisiones.

La "miopía mental" de aquellos que consideran que su función es sumarse a la corriente, suponen una grave carga para una organización. Cada profesional es una pieza fundamental del plan estratégico, cada persona con su decisión cotidiana pone en práctica la estrategia, la visión, la misión y la cultura que hace posible conseguir los objetivos y hacen de la estrategia un proceso continuo, real y práctico. Por ello, nuestras decisiones profesionales deben ser disciplinadas basadas en información cierta y suficiente, tomándose siempre dentro de los parámetros determinados por la identidad corporativa.

La toma de decisiones laborales comienza en cada profesional, en la conciencia que tiene del mundo que te rodea y en la habilidad para descubrir aquello que es verdaderamente importante para él mismo, para su equipo, para su organización y sus clientes. Y finaliza en el logro de los resultados y objetivos profesionales y humanos.

Detrás de unos buenos resultados siempre hay una colección de decisiones oportunas y acertadas tomadas en el momento adecuado.


Inmaculada Cerejido
Gerente de tatum, consultoría comercial, de marketing y de personas

Artículo para la revista Manager Magazine

 

Reciba el Boletín


Suscríbase al boletín electrónico de tatum y reciba periódicamente información de interés...

Ingrese aqui sus datos

Accese el archivo de boletines electrónicos aquí

Video Tatum

Presentacion Corporativa Tatum

Visite Tatum España

tatum.es

Búsquenos en:

Siganos en twitter
© Copyright Tatum Global Consulting,