Social Icons | Roof

Connect Americas

Quick Contact info

San José, Costa Rica marketing@tatumglobal.com (506) 2228-7021

Universal AJAX Live Search

Big Data, el estado de la cuestión

Big Data

Se multiplican los eventos de todo tipo, los artículos, post y libros sobre el tema. Podríamos decir que es el trendtopic empresarial del momento. Pero parece que, en este caso, se trata de un tema que viene para quedarse, que va a determinar las decisiones empresariales por su poder predictivo y que cambiará las reglas del juego en muchos ámbitos de la vida cotidiana.
 
En primer lugar, ¿qué es eso del Big data? Surge al calor del auge de las redes sociales y el mundo de las transacciones on line, de las huellas que dejamos todo el día con todo lo que hacemos y que generan enormes volúmenes de información, de las posibilidades de recoger información que los nuevos sensores van incorporando y que nos rodean como un verdadero Gran Hermano que todo lo observa. Y además, con nuestra aquiescencia, cuando, por ejemplo, permitimos que una aplicación conozca nuestra localización.

Tal como explicó Esteban Moro de la Universidad Carlos III, España, en un seminario sobre este tema: cuando se habla de Big data, se habla de las cuatro V’s:

  • Volumen, ya que sólo para ejemplificar, se calcula que al día se crean 2,3 billones de gigabytes al día. Si además tenemos en cuenta que seis mil millones de personas tienen teléfonos móviles y que éstos son una gran fuente de información, nos podemos imaginar de los volúmenes de datos de los que hablamos.
  • Variedad. El tipo de datos es muy diverso: post, tweets, transacciones comerciales, vídeos, localizaciones, etc.
  • Velocidad. Los datos se generan a cada segundo y tienen sentido en tiempo real, la caducidad de la mayoría de los datos es muy alta.
  • Veracidad. Con el Big data analizamos comportamientos además de opiniones, pero ahora sabremos qué es lo que la gente hace, independientemente de lo que cree que hace

Lidiar con estos enormes volúmenes de información, con velocidad y teniendo en cuenta la gran variedad de tipos de información que hay que procesar, requiere tecnologías específicas que ya se están ofreciendo en el mercado por parte de los principales "players" tecnológicos.

Hay que tener en cuenta que la aplicación para el marketing del Big Data es sólo una de las posibles aplicaciones. Para políticas de salud, para educación, para predecir cambios sociales, para políticas de desarrollo, será fundamental. El Big Data revolucionará la mayoría de los sectores de la economía y de la vida en general.
 
Evidentemente hay un enorme reto tecnológico pero también hay que pensar en cuáles deben ser las habilidades que serán necesarias para sacarle partido a toda esta información. Se necesitan personas que desde la ingeniería o las matemáticas, busquen soluciones que permitan generar procesos que den información sólidamente sedimentada, y también otras que aporten otros conocimientos desde las ciencias sociales (sociología, antropología, etnología) y mucha creatividad para analizar los resultados. Sin embargo, hoy por hoy se prioriza el conocimiento tecnológico por encima de otras habilidades. Suponemos que se impondrá un enfoque multidisciplinar, como sería deseable.
 
Actualmente,  tal como señalan en el libro muy recomendable sobre este tema: Big data, la revolución de los datos masivos, de Viktor Mayer-Shönberger y Kenneth Cukier, de editorial Turner, se le da más prioridad al dato que a las causas que lo originan. De hecho, para múltiples aplicaciones, es suficiente (y mucho más rápido y barato) conocer el “qué” y no el “por qué”.
 
Estos autores también indican dos aspectos “oscuros” del Big Data. Por un lado, que se les otorgue a los datos potestad para la toma de decisiones fundamentales, más allá de lo que los mismos datos merecen. Por otro lado, señalan el problema de la protección de la privacidad y la intimidad. Sugieren enfocar este problema “re-pensando” las leyes de protección de la información personal, antes de que sea demasiado tarde.
 
En España BBVA ha desarrollado algunas aplicaciones de Big Data a partir del análisis de las transacciones realizadas a través de los TPV’s  (terminales en punto de venta) que tiene implantados en diferentes comercios. A partir de esa información han analizado las compras que se realizan en la misma localidad de residencia y las que se realizan fuera, la evolución horaria del gasto de los turistas según lugar de procedencia, el impacto económico de eventos tales como el  Mobile World Congress en Barcelona.
 
Telefónica ofrece también un servicio “Smart steps” para conocer los movimientos de los usuarios, las áreas de influencia, con quién se compite, desde dónde viajan mis compradores, qué otros sitios visitan cuando se ha producido la compra, etc.
 
También han comentado trabajar en esta línea INGDirect, Banco de Sabadell y Banco de Santander.
 
¡Y esto no hace más que empezar!
 

Cecilia Denis
Gerente de tatum, consultoría comercial, de marketing y de personas